Cojín lactancia duro o blando

Las Mejores Almohadas Para el Embarazo


cojín lactancia duro o blando tienen un tamaño gigante y están concebidas para respaldar el cuerpo cuando se duerme de lado, desde la tripa y las piernas hasta la zona lumbar y el cuello.

Una mujer embarazada debe buscar las formas apropiadas para disfrutar de su estado hasta el momento en que llegue el día en que va a tener a su bebé en brazos.


Recuerde optar por una cojín lactancia duro o blando con una inclinación menos pronunciada durante las últimas etapas del embarazo para eludir empujar su estómago demasiado alto.

Las mejores Almohadas para embarazadas del 2020

El producto ofrece acabados detallados en cada una de las uniones y posee un diseño ergonómico en forma de “C”, pensado para ser utilizado en el embarazo, durante el periodo de lactancia y para sostener al pequeño mientras juegas con él. Las almohadas con diseño de tubo resultan ideales para poner detrás de la espalda y las que cuentan con formato de C, suelen ser modelos con 2 almohadas unidas por un velcro, aportan reposo a la espalda y al vientre al mismo tiempo. El paso más sencillo es tumbarse sobre el cojín para gozar de todo su confort. Claro está, anteriormente deberás haberlo colocado sobre la superficie de descanso. Recuerda que no hay una postura normativa para aguantarte en el cojín, ya que él está confeccionado para amoldarse a tu cuerpo.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad